Serie que permite realizar piezas para cocinar-trabajar. Todos sus componentes laminares se imbrican para generar una pieza prismática, compleja y claramente direccional. Este lenguaje le permite relacionarse con los distintos elementos mobiliarios de la casa, facilitándole compartir un mismo espacio.

Los materiales más usados son extrusiones de aluminio, abedul laminado con diferentes acabados en color, madera o aluminio plegado y baquelitas, hidróxidos de aluminio o acero para los planos de trabajo.