Cubos conectados con libertad de movimiento en el plano vertical dando lugar a una estructura de racimo bajo el plano de trabajo. Cubos sobre paneles portantes fijados a la pared o como islas flotantes debido a su estructura interna con dos patas centrales, que canalizan las instalaciones (una del agua y otra de la electricidad).

Se replantea lo que hasta ahora eran las variables de proyecto para un sistema de mobiliario de cocina. Muebles, plano de trabajo o paneles laterales pierden su formalidad o su presencia matérica individual, constituyendo así piezas de formalidad nítidamente tridimensional y unitaria. Los hasta ahora prismas con diferentes manifestaciones superficiales devienen en láminas matéricas de 3 mm que se aprecian flotantes entre sí y que permiten el acceso o el uso indistinto por todas sus caras. Los materiales para desarrollar estas piezas son aluminios, hidróxidos, baquelizados de alma sólida, cristales templados o superficies cerámicas.